microphones in the trees: wooden wand

Tuesday, April 10, 2007

wooden wand

Blood, Wired to the Sky, Spitting at the Camera, We must also Love the Thieves, ....para quedarse sin aliento. después de algo tan bonito como Dead Sue, el hechicero de Tennessee parecía obligado a avanzar un paso más: lo ha dado junto a Jarvis Taveniere (Vanishing Voice, Meneguar), DM Seidel (Vanishing Voice), Jeremy Earl (Woods, Meneguar), Steve Shelley (Sonic Youth), Lee Ranaldo (que canta y toca el piano) y Jessica Toth en James and the Quiet, su gran obra, más cautivador incluso que Second Attention. en todo lo que hace, que es mucho, él es la referencia y la garantía, parece tocado por una especie de ángel que no tiene fin. folk celestial sin fecha de caducidad. la novedad es que ahora James ha ido directo al meollo, a la melodía en estado puro, gracias sobre todo a una indescriptible Jessica Toth que siempre le acompaña con su voz o componiendo preciosas armonías. de hecho la afinidad entre Jessica y James comenzó a cimentarse en los discos de Wooden Wand & The Vanishing Voice, donde Jessica tocaba la guitarra y cantaba ocasionalmente. sutileza, encanto, calidez, América, las calles y los atardeceres de Knoxville, gospel crepuscular, Kris Kristofferson, Waylon Jennings, Leonard Cohen (Invisible Children), la quietud majestuosa de Wired to the Sky, ...James and the Quiet posee la mágica e imperfecta emoción de sus colaboraciones con Hush Arbors y Satya Sai versionando a Neil Young. son las melodías, y ese rasgueo inconfundible de guitarra, los que se encargan de convertir sus versos en canción. todo el disco es de una envergadura sublime y resulta difícil escoger canciones, pero los primeros acordes de guitarra de Blood rozan la perfección, tres minutos y medio que resumen toda la grandeza de los pequeños pasos de James Toth, un bucle de piano, guitarra y voz, un relato de cariño y de dolor que engancha una y otra vez. si hubiera que poner un pero, o todo lo contrario, es que al final treinta y pocos minutos se hacen muy cortos para un disco tan grande. todas y cada una de sus canciones pasan en un suspiro y ganan de verdad de verdad cuanto más las escuchas, canciones repletas de melodías que no envejecen por años que pasen. James Toth despide sus días con the Vanising Voice y dirige su mirada hacia ese horizonte anaranjado y romántico que ilustraba la portada de Second Attention.

delia (mp3)

8 comments:

ainhoula alias hoy en día said...

me lo pido, con sus guitarras, sus voces empastadas y su américa

suso said...

¿Ustedes tienen alguna bola de cristal donde ven los próximos discos que van a salir?

¿Como se enteran de estas cosas?

Vuelve a pasar lo mismo que con el cdr "mars delta" de MV&EE,
no hay información del disco por ningún lado,
sólo disponible por Soulseek.

Posdata: hoy recibí pedido de Time-Lag,
y tengo copias nuevas de los cdrs que tenían defectillos,
en breve, esta semana supongo, les dejo en Gong sus respectivas grabaciones.

No las he revisado, pero si tienen algún otro defectillo en el original pues ya no vuelvo a pedir copias nuevas,
lo dejo tal como está.

ana said...

:D
sip, lo raro es que en ecstatic peace sólo lo anuncien muy de pasada

gracias adelantadas por lo de time-lag

ana said...

ainhoa, 'hoy en día' es una suerte poder disfrutar de discos así, pero sólo hoy en día :)

abel galleta said...

buenas, aunque no tenga nada que ver con el post de hoy, os dejo un link que quizás no conozcais. Se trata de un concierto de A silver mount zion con la insigne Patti Smith colaborando en un par de temas. No sé dónde leí que esta primavera iban los mount zion iban a sacar un disco en directo titulado "Fuck dracula". Y otra vez de gira europea y no pasan por aquí (ni ellos ni los Do make say think). Pues nada, que felicidades por el blog. Salut!

Concierto A silver mt zion:
http://www.archive.org/details/tsmepwr2005-10-13.flacc

y ya puestos concierto de Do make say think del 25 de febrero (básicamente lo que no se va a poder ver en Izpain):
http://www.archive.org/details/dmst2007-02-25.dmst2007-02-25.aud.flac

rafa said...

click!

Anonymous said...

llevo escuchando este disco de una forma obsesiva los últimos días y ni le falta ni le sobra nada. La producción me recuerda mucho a los "American Recordings" de Johnny Cash. No tanto en el sonido en sí sino en el espíritu "pin-pan-pun y hacemos una canción" (claro, que ese "pin-pan-pun" esconde -a duras penas- a unos artistas desbordantes). "The Pushers" parece un martillo... "In the buckett" con ese estribillo tan adictivo... El juego de paneo de voces en "Spitting at the camara", el bajo lleno de pelusas de "Delia" (además la guitarra y el piano son gemelitos aquí); La batería arrastrada en "We must also love the thieves" (por decir algo más: la canción es perfecta)... Efectivamente, el fraseo de "Blood" es triste y alegre al mismo tiempo... Perfecto también. Y así todas hasta acabar con una de las canciones más bonitas que he escuchado en mi vida.

:)

Gracias.

Luismi

ana said...

sí a todo luismi, sí sí y sí. In the Bucket es ahora mismo mi favorita, pero esto va cambiando cada día... es un disco tan bonito