microphones in the trees: six organs of admittance / charalambides

Friday, June 02, 2006

six organs of admittance / charalambides


songs from the entoptic garden es una serie creada por Time-Lag como homenaje a Popul Vuh. el primer volumen de la serie es un split de Drona Parva y Ultrasound. y el segundo, una auténtica maravilla que se resume en dos temas de 20 y 22 minutos cada uno. la primera canción se pone en manos de Ben Chasny y redondea un clásico instantáneo. mágico en sus seis movimientos, casi un exorcismo al más puro estilo Davenport y una auténtica pieza de culto con sus ya clásicos y cautivadores cánticos de ruiseñor...de los que no consigo salir. habré escuchado unas diez veces Resurrection y sólo tres Second Rehearsal de Charalambides (imprescindible también). pero es que Ben Chasny es hipnótico de forma literal, los palitos que suenan en el minuto doce es lo más dulce y sugestivo del mundo. apenas he encontrado información de Entoptic Garden, pero esta descripción de Fakejazz lo borda. el viaje, sobre todo el iniciado por Six Organs of Admittance, es exactamente el que ellos describen
vinilo de 180 gramos y edición limitada (en su momento) a 800 copias.

4 comments:

suso said...

El primer volumen de Drona Parva (proyecto en solitario de Nemo, el dueño del sello) y Ultrasound, sí se puede conseguir, en Time-Lag o en otras tiendas.

Si a álguien le interesa el segundo volumen, que pruebe suerte preguntando a Nemo por e-mail.
A veces lo que parece descatalogado, no lo está.

Lo de Charalambides y Christina Carter, Matt Valentine,... es curioso las cifras astronómicas que pueden llegar a pagar por sus discos.

Hace poco se ha editado una cassette con un libro de Cristina Carter, y eran sólo dos copias, y cada una era distinta.

Lo del coleccionismo y la exclusividad de las ediciones limitadas creo que está llegando a unos límites algo absurdos algunas veces.

Como los vinilos del sello Qbico, que hace unas ediciones especiales, cada una distinta, de 26 copias, y la vende a precio de oro, y se agotan en pocas horas o días.

En fin... que cada uno compre lo que quiera o pueda.

Little Turtle said...

Pues si, yo alucino un poco con los terminos que estan empezando a definir: lo exclusivo. Pienso que no beneficia en principio a grupos como estos que dan una imagen bastante austera y que viven en comunas o con pocos recursos.

Si lo que enprincipio podria ser una necesidad, sacar pocas copias por recursos limitados y realizar un artwork a mano por que son las unicas herramientas con las que cuentan. Estan empezando a invertirse los terminos y pienso que se aprovechan de esa condicion que en principio les vino dada. No digo que se hagan de oro a costa del comprador, sino que se da una imagen que parece choca con la que define su politica de ventas.

No se, haya cual, menos mal que (casi) siempre se puede encontrar algo en internet.

Un ejemplo es Vicky Bennett quien no sepa de lo que hablo que se vaya a la pagina de People Like Us.

Menudo rollo he soltado.

suso said...

menudo rollo... pero gran verdad!

suso said...

Las ediciones limitadas en la música minoritaria es un tema algo espinoso.

Muchos discos deberían re-editarse si saben que hay gente que los va a comprar, como "by the fruits...".

Se está creando un mercado paralelo en Ebay que es de escándalo.

He visto como pagaban por un cdr de Davenport de esos pequeños, de 3 pulgadas, editado en 267 lattajjaa:

http://www.saunalahti.fi/~hhaahti/267lattajjaa/

la cantidad de 40 dólares.
El sello lo ha re-editado en un formato más austero por el precio de 1 euro.

Yo sólo he comprado vinilos a precios altos en ocasiones muy señaladas: un par de Qbicos y algunos vinilos de NNCK.
Pero es algo que no puedo permitirme con frecuencia, ni tampoco quiero.

Se puede conseguir muy buena música a precios normales, incluso muy baratos.