microphones in the trees: time

Wednesday, November 29, 2006

time

time (kim ki-duk)
uf, ¿y ahora?. pues para mi algo parecido a una decepción y además gorda. el sobrepeso nace del origen, kim ki-duk. uno de esos tipos que consigue atraer sin más esfuerzo que firmar. una vez más las expectativas un poco por los suelos (aaay ese arco), puede que la culpa la tenga una occidentalización del esqueleto de la película en relación a lo que estaba acostumbrado; en time los protagonistas follan y no hacen el amor, la violencia no fotografía sentimientos extremos, aquí parece siempre la salida de emergencia, el tapón que vacía la bañera, gratuita hasta recordarme en más de una ocasión a Takeshi Miike, cualquiera que haya visto la isla recordará los dichosos anzuelos, pero nunca un desgarro supo tan sincero, tan consecuente, calcaba la misma declaración de amor de aquellas manos que se embadurnaban de pintura azul. olvidados el bricolaje sentimental, la poesía, la quietud o el ritmo fotográfico, en 'time' sirven el piano y un poco la dificultad de adaptarse, la búsqueda del acomodo ideal para ir soportando el paso del tiempo en las relaciones con todas sus mutaciones, pero firmando kim ki-duk esto sabe a poco, muy poco y fastidia mucho, muy mucho.

13 comments:

rafa said...

tamir tamir ta vuelve y escribe per favore!!!

mirtamirta said...

alasdair roberts >:D

mirtamirta said...

por cierts, al final la viste con otros subtítulos?

próxima compra, una grabadora de dvd :)

rafa said...

nopes, la ví con los mismos en el ordenadouro, pera limonera! por eso le decía a la rata el otro día que habría que probar con los +R y los -R a ver si era cosa de eso que se veían chungos.
hoy volví a ver una manchita negra en medio de las hojas amarillas :->
estuve hace un rato y además de a gofre y a eneldo ahora un poco antes de la curva donde huele a eucalipto he descubeirto que huele a incienso mogollón, sándalo creo.

y escribe anda, que se echan de menos mucho tus palabras, tus portadas, tus... tú!

rafa said...

ah! y ya está colgada la revisión del tanned tin con fotos y de todo en monocromo

Niloe said...

Aún no he visto el arco...y no conocía la existencia de esta...Como le dije a Luismi, creo que al final solo seguiré fielmente la carrera de park-chan-wook...Aún así, tomo nota, y de momento voy a ver el tráiler...
Un saludo, trobadores.

Little Turtle said...

yo tengo pendiente el arco, una pena que no te gustara, de todos modos kim ki duk no es un director que haga todos los dias una pelicula como la isla, creo que eso tambien es bueno, todo lo demas que he visto de el, a veces me ha gustado mas (samaritan girl o hierro 3) y otras menos (primavera... o bad guy). Pero siempre consigo verle algo reseñable.

ya comentaremos a ver si encuentro el momento para ver el arco.

por cierto, te voy a dar un poco de envidia y te voy a decir que en diciembre empieza en la filmoteca un ciclo que va a tocar los cines del este, mayormente lo rodado en los 60s: se veran maravillas de chytilova, paradjanov, konchalovsky, passer, menzel... juju, me froto las manos.

CaradFraggle said...

Pues es una lástima... El tráiler tiene tan buena pinta :-(

Besitos!!

rafa said...

caradbigben que esto es cuestión de gustos, eh!!

vea y opine per favore :->

Stavrogin said...

El verdadero defecto occidental moderno -léase capitalista, o sea lo que somos nosotros- es creer que cualquiera, sea un artista o un simple camarero, puede reinventarse a sí mismo cada dieciocho minutos, dejarnos con la boca abierta cada dos días y regalarnos arte con cada movimiento. Me temo que no es así. Como bien alertaba el sabio Cioran, el mejor de los artistas sólo tiene una obra que ofrecer a lo largo de su vida. Y no es poco. Da igual que se ofrezca por entregas (Cioran) o en una obra total (Proust). Sólo hay una. Esperar más de alguien es condenarse a la decepción.

Los más grandes sabios, ya se llamen Platón, Diogenes, Jesús, Ibn Arabi, Nietzsche y, en menor medida, el sobrevalorado Sakyamuni, no se cansaron nunca de repetir las mismas frases hasta la saciedad.

En el mundo capitalista, donde todo está condenado a convertirse tarde o temprano en mercancía, el YO y el espíritu quedan reducidos a algo tan pobre que ni siquiera sabemos lo que somos. Como bien expuso Salman Rushdie: "El yo moderno es un edificio tembloroso que construimos con retales, dogmas, injurias infantiles, artículos de periódicos, polvos de una noche, comentarios casuales, viejas películas, personas que odiamos, canciones de cinco minutos...". Un yo volátil e inexistente, un collage en el que todo cambia y nada permanece, una colección de accidentes, un flujo incesante de deseos y ansiedades, de cosas encontradas e improvisadas.

Por lo demás, confieso que nunca entendí bien qué es eso de Oriente. Quizás la enésima construcción del pensamiento europeo para tratar de etiquetar algo tan complejo y heterogéneo que, a decir verdad, no existe. ¿Oriente? Eso no es nada. Tan sólo una etiqueta para insultarnos a nosotros mismos. Lo único que existe -hoy- es capitalismo. Vayas donde vayas. Y eso significa mercancía. Productos de usar y tirar. Cosas. Da igual que sea una película de Kim-Ki Dum o nuestros engordados egos. Mercancía. Consumo. Inestabilidad. Nada, en definitiva.

-merrick- said...

"no se cansaron nunca de repetir las mismas frases hasta la saciedad."
Coincido con esto llevado al cine. Estuvo bien la sorpresa y el impacto de alguno de estos: Miike, Park e incluso Tarantino o... Lynch. El caso de Kim Ki Dum es un poco diferente, me gustó "Hierro 3", me gustó más "Primavera..." Pero... Ay. John Ford y Howard Hawks siempre hacían la misma peli (en el caso de Hawks a veces literalmente)y siempre era diferente, siempre sorprendente. Luego está ese monstruo llamado David Lean. Si tuviese que definir el cine diría que es una cosa que hacía David Lean cado 5 o 6 años.

Little Turtle said...

glups

rafa said...

uf, stavro! entiendo y respeto las asociaciones de tu discurso, lo que no entiendo es que utilices la primera persona del plural en algo que, a mi por lo menos, no me engloba.
vivo a dos millones de órbitas de distancia de cioran, nietszche, el capitalismo (?), los egos engordados, las dudas espirituales (esto lleva tiempo) o los polvos de una noche de salman rushdie.
un ejemplo sería mi abuela, es arte todos los días sin necesidad de reinventarse, tan sólo se preocupa de ser ella, y funciona, vaya si funciona.