microphones in the trees: fursaxa

Tuesday, February 27, 2007

fursaxa

para Tara Burke es esencial poder grabar en su casa, no le gusta pasar demasiado tiempo lejos de su hogar, y cuando escribe se imagina tocando en una inmensa capilla antigua delante de mucha gente. como cuando estaba en el colegio, dice, y el cura recitaba en latín enfrente de una masa de fieles cristianos. paradójico porque al mismo tiempo es, según sus propias palabras, una mujer tímida a la que le cuesta una barbaridad expresar sus sentimientos si no es a través de la música.

suenan las primeras notas de 'Lunaria enters the blue lodge' y nos sumergimos de lleno un vendaval de drones y capas de voces suspendidas en la nada. el maravilloso y psicodélico mundo al que Fursaxa nos tiene acostumbrados. con 'Bells of Capistrano' Tara consigue desarmarme completamente, no hay palabras, tan fuera de lo común como bonito. una flauta, campanillas tibetanas, mantras, códigos indescifrables. una capilla, un órgano, velas, rojo cálido, hierba, una enamorada de las plantas y de la soledad. Charalambides versionando a Nico, o Nico versionando a Christina Carter. para 'Clè Elum' tampoco hay palabras, quizá un socorrido damas y caballeros estamos flotando en el espacio. hay drones, melodías melancólicas como de documental submarino, sonidos de pájaros e insectos que sólo existen en la mente, la respiración circular de un teclado. 'a solas en el oscuro bosque', la canción que da título al disco, es ese instante mágico en el que todo encaja, la conversión, la rendición, lo celestial, lo espiritual, la belleza, la elegancia, la voz. te enamoras, la veneras, y ella sigue imperturbable su camino. 'In the hollow mink shoal' es capaz de recurrir a Vashti Bunyan para acabar sonando a Ben Chasny, exige toda tu atención, el mundo como una gigantesca caja de resonancias donde cada sonido encaja, poesía campestre que fluye natural. 'Birds inspire epic bards' es otra ráfaga de campanillas y cantos, ¿Colleen meets Linda Perhacs?, y 'Rattling the Calabash' y 'Nawne Ye' son la prueba de que la música puede hacer milagros... al igual que Mimi Parker o Billie Holiday, podría cantar 'cumpleaños feliz' y hacerlo sonar como una plegaria.
a Tara le fascinan las mariposas, 'unas criaturas fantásticas que se sienten atraídas por las flores y se alimentan de ellas, tan despreocupadas y tan felices'. seguro que de ahí proviene el nombre de Tau Emerald, proyecto junto a Sharron Kraus del que sólo conocemos 'the piano key' gracias al recopilatorio 'Singing at The Moon' del sello Singing Knives. silbidos, ofrendas, alegrías, la clase de pensamientos, ideas y anhelos que se esperan del ser más adorable del planeta. taking drugs to make music to take drugs to...


filed under: masterpiece

8 comments:

ainhoula said...

Yo mas que un hada la veo como un duende, o si no una pariente lejana porque le delata esa naricita.

Después de escuchar su música me la imagino de pie, debajo de una seta con un traje con cientos de campanitas, una flauta en una mano y la otra apoyada en un pequeñito órgano.

Es música para escuchar tumbada en un prado de largas espigas que lo único que te dejan ver es el inmenso cielo azul y lo único que te dejan sentir es una brisa caliente moviendo tu pelo.

Es una música que hechiza, que te deja sin aliento pero con una inmensa sonrisa en la boca. Es tara, un duende/hada mágica :-)

rafa said...

sounds like: de todo menos humano

*disco del año*

suso said...

Este disco me lo compro fijo, ya lo tenía apuntado en mi lista...
junto al de Silvester Anfang, que saldrá pronto en Eclipse.

mirtamirta said...

es impresionante :)

suso said...

que buena pinta el recopilatorio "Singing at the Moon"

mirtamirta said...

está francamente bien, sobre todo las canciones de Tirath Singh Nirmala, Big Eyes Family Players y Feather Gatherers (será algún miembro de Feathers?. al parecer la selección es del propio Tirath Singh Nirmala

gris-gris said...

es un disco más encantado pero con menos encanto que 'lepidoptera', 'rattling the calabash' y 'in the hollow mink shoal' son increíbles, ritual-folk crepuscular. yo más bien diría que es un chamán que hadas y duendecillas ya tenemos unas cuantas.

por cierts, hay que ver la cantidad de material que tiene tara perdido en diferentes sellos.

adrián

Anonymous said...

http://folkdiaries.com